Análisis del nuevo Samsung Galaxy Note 10

Durante gran parte del año todas las compañías telefónicas investigan, diseñan y desarrollan mejoras para incorporar a sus nuevos gamas de smartphones. Cabe destacar que es de lo más habitual que estas produzcan varios estrenos innovadores durante el transcurso del año. Además, es durante la segunda mitad del año cuando se suelen lanzar al mercado las mejores bombas. Concretamente, Samsung estrenó hace escasos días su nuevo modelo de la gama Note, el Samsung Galaxy Note 10.

Pantalla potente y brillo característico

SI lo que buscamos en este nuevo modelos son aspectos que destaquen sobre la competencia, tenemos que ser conscientes de que Samsung Galaxy Note 10 cumple con varias características. Así pues, uno de los grandes valores de esta innovadora gama es su pantalla, que cuenta con unas dimensiones de 6 pulgadas. Además, cuenta con un peso de 170 gramos, índice que impacta dada su gran magnitud.

Samsung Galaxy Note 10 posee una delgadez extrema.

En lo que respecta al diseño, los bordes curvados del Note 10 se adaptan como anillo al dedo, características que provoca una gran comodidad para el usuario. Además, este también cuenta con un estilo agresivo, por sus esquinas rectas y los marcos casi inexistentes del propio teléfono. Por otra parte, el brillo de la propia pantalla resulta ser muy llamativo gracias a su gran potencia.

Por otro lado, los materiales con los que se fabrican las unidades de Samsung Galaxy Note 10 conjuntamente a la forma del dispositivo provocan una cierta inseguridad cuando este se encuentra en manos del usuario. Además, la parte trasera resulta ser ser un tanto resbaladiza por lo que es más que aconsejable contar una funda que proporcione un aspecto rugoso al teléfono.

Los controles físicos del Note 10 están a la izquierda.

En cuanto a la conectividad del dispositivo, Samsung Galaxy Note 10 cuenta con una entrada múltiple de nanoSIM, un puerto USB-C y el altavoz principal en la parte baja. Además, en uno de los extremos se encuentra la hendidura creada para albergar el S-Pen. En lo que respecta al tema de uso de auriculares, estos podrán conectarse mediante la entrada USB-C.

Sonido envolvente sin auriculares

Otro de los grandes aspectos que diferencian al Samsung Galaxy Note 10 del resto de la competencia es su sonido. Cabe destacar que este dispositivo no tiene nada que envidiar a su sonido con auriculares, puesto que la reproducción de contenido con ausencia de estos resulta ser satisfactoria. Además, es de gran interés conocer que estos altavoces son estéreo y cuentan con un rango dinámico.

Note 10 no posee entrada específica para auriculares.

Encima, el dispositivo cuenta con la opción de integrar el sonido Atmos, característica que puede accionarse por el usuario, aunque es recomendable que esta siempre se encuentre en el modo automático. Además, Samsung implanta en este modelo un ecualizador que incorpora cinco modelos de sonido prediseñados, aunque estos pueden modificarse al gusto del consumidor.

La autonomía deja algo que desear

En lo que respecta a este aspecto, Samsung queda lago corto con sus 3.500 mAh. Cabe destacar que aún así no se trata de uno de los dispositivos con menos autonomía del mercado, puesto que este incluso es capaz de llegar a las 21 horas de uso, lo que supone casi una jornada diaria completa. Además, la carga de este dispositivo resulta ser bastante rápida, por lo que el usuario puede contar con una carga completa en un computo total de 83 minutos de media.