Batalla de cafeteras superautomáticas: Saeco Lirika vs DeLonghi Autentica

En el mundo del cafés express hay tres gamas de cafeteras. Tenemos las Nespresso, accesibles, cómodas pero ligadas de por vida a las cápsulas suizas; las cafeteras express manuales, una apuesta segura, pero algo sucias de manejar; y las cafeteras express superautomáticas, que aunan la sencillez de uso de una Nespresso con la calidad que puede proporcionar el café recién molido.

Para aquellos que no lo sepan, una cafetera superautomática es una máquina de café semejante a la que hay en los bares, pero que tiene molino de café incorporado. Cada vez que pulsas el botón para hacerte un café solo, la máquina te muele el café en su punto óptimo, deposita la infusión de cafeína en tu taza y desecha los posos en un compartimento oculto. Dicho de otra forma, las superautomáticas te ofrecen café recién molido con sólo pulsar un botón.

Dos de los fabricantes más importantes de cafeteras son las italianas Saeco y Delonghi. Ambas tienen máquinas de café que cubren toda tipología y rango de precios. En este caso vamos a analizar y enfrentar la Saeco Lirika Plus contra la DeLonghi Auténtica Plus. Ambas rondan el mismo rango de precio, por lo que la batalla será justa.

Cómo es la Saeco Lirika Plus

La Saeco Lirika presenta un diseño anguloso de aluminio con bastantes toques industriales que quizá no la convierta en la más bonita del lugar. El tamaño, como es habitual en este tipo de cafeteras, es bastante grande, por lo que si tienes poco espacio en la cocina puede suponer un problema. En el frontal posee cuatro botones y una pequeña pantalla que muestra la información referente al café y mantenimiento. Las Saeco nos permite seleccionar entre uno o dos cafés a la vez y tres niveles de intensidad. Además, como es habitual en las express, la máquina posee vaporizador para calentar la leche o hacer infusiones.

Una de las cosas que más nos ha molestado es que al seleccionar la opción de hacer dos cafés, la máquina realiza dos molidos, uno para el primer café y otro para el segundo, ralentizando mucho la tarea. Otra cosa que no nos ha gustado es que la máquina deposita un poco de agua en la taza antes de comenzar a realizar el café.

Si hay algo que nos ha encantado de este aparato es su capuchinador. La Saeko Lirika Plus ofrece una leche con mucha espuma con un golpe de botón. Para ello debemos introducir la manguerita que viene incorporada en una botella de leche y la máquina ya se encarga de calentarla y darle el punto adecuado a la espuma.

Tras varias semanas de uso, la calidad del café no nos ha terminado de convencer del todo. Acostumbrados quizá a una infusión con cuerpo, el café que os ofrece la Saeco es quizá algo aguado, aún usando la configuración de intensidad más alta.

Cómo es la DeLonghi Autentica Plus

Al igual que la Saeco, la DeLonghi Autentica Plus ofrece un acabado en aluminio pero en esta ocasión con un diseño más estilizado que casa bien con el mobiliario de nuestra cocina. Al igual que la Saeco, el tamaño puede parecer abultado, por lo que no es la mejor opción si andamos escasos de espacio.

El panel de control de la máquina se compone por varios botones táctiles que nos permiten seleccionar la configuración idónea del café que se muestra en un display LED retroiluminado. La DeLonghi posee las mismas opciones de configuración que la Saeco y algún añadido más. Es decir, podemos hacer uno o dos cafés, seleccionar su intensidad y cantidad. Uno de los añadidos que más nos ha gustado es la posibildad de hacer un café extra cargado si pulsamos el botón doppio+. Además, a diferencia que la Saeco, la Autentica Plus posee seis niveles de intensidad de café, por lo que siempre habrá una configuración adecuada para ti.

En general, tanto el acabado como el café que proporciona la máquina de DeLonghi nos ha gustado bastante más que la máquina de Saeco. Si no eres muy fan de los capuchinos y estas dispuesto a pagar el sobreprecio de 50€, no lo dudes y elige la máquina de DeLonghi.