Cómo detectar un virus en Android

Android es uno de los sistemas operativos móviles más usados en el mundo. En la actualidad casi el 65% de los celulares disponen de una versión de Android en su interior, sumando casi un total de mil millones de dispositivos.

Con tantos dispositivos en el mercado es normal que Android se haya convertido en el foco de atención de multitud de hackers. Los creadores de software malicioso están constantemente innovando y cambiando de tácticas para conseguir instalar en nuestro dispositivo malware de todo tipo. Por lo tanto, en el mundo de los dispositivos móviles, la seguridad es más importante que nunca.

Por norma general, los dispositivos Android son más abiertos que los productos de Apple. La posibilidad de descargar apps directamente desde internet sin necesidad de pasar por una tienda convierte a los dispositivos Android en mucho más vulnerables.

Algunos de los síntomas que pueden indicar que estamos infestados por un virus son los apagones repentinos, excesivo uso de datos, pop ups de publicidad y poca duración de la batería.

Excesivo uso de datos

Una de las primeras cosas que tienes que hacer es comprobar el consumo de datos mensual. Este dato está incluido por lo general en la factura en línea o impresa de tu operadora telefónica. Compara tu consumo actual con el consumo medio de otros meses. Si ves un pico de datos destacable es muy probable que tu teléfono este infectado por un adware.

Los celulares infectados por adware navegan en segundo plano sin que te des cuenta. El objetivo de un adware es realizar clicks en anuncios y generar así beneficio económico para los cibercriminales. El efecto secundario de estas técnicas es un excesivo consumo de datos que muy seguramente conlleve un perjuicio económico para ti.

Cargos en tu factura sin explicación

Otro signo de que tu dispositivo Android está infectado por un virus es que la sección de SMS de tu factura es más abultada de lo normal. Algunos malware envían SMS a servicios de tarificación adicional premium en segundo plano. Cada SMS enviado puede costar varios dólares por lo que a final de mes puedes llevarte una desagradable sorpresa.

Publicidad invasiva

Si estás cansado de molestos pop-ups y notificaciones, recordatorios no deseados y continuas alertas de sistema, entonces es muy posible que tu celular esté infectado por un virus. El malware también suele añadir marcadores en tu navegador o atajos en tu escritorio que te redirigen a webs con objetivo publicitario.

Estos malware, además de ralentizar tu teléfono y devorar tus datos, también suelen instalar más virus en tu dispositivo.

Apps no deseadas

Ojo con las aplicaciones que no recuerdas haber instalado. Los troyanos, especialmente el adware, suele descargar apps y las instalan en tu dispositivo sin tu consentimiento. Otra técnica habitual consiste en descargar falsas apps que se asemejan a otras aplicaciones reconocidas para engañar al usuario y obtener beneficios de cualquier tipo.

Uso excesivo de batería

Como te puedes imaginar, todo esa actividad no autorizada en segundo plano no sólo consume datos, sino que tiene un gran impacto en la vida de tu batería. Estos virus, que suelen esconderse en instalaciones con fuente desconocida, actúan instantáneamente por lo que verás sus efectos al momento.

Por lo tanto, si has empezado a notar que tu batería dura mucho menos de los acostumbrado es muy posible que tu celular esté infectado por un virus.