Cómo recuperar archivos borrados en Windows

Nos ha pasado a todos. Borramos un archivo y al tiempo nos damos cuenta de que no deberíamos haberlo hecho. Afortunadamente existen varias opciones para recuperar ese archivo borrado.

Ya hemos tratado anteriormente cómo recuperar archivos borrados en Android. Ahora te vamos a enseñar diferentes métodos para recuperar fotos, vídeos o cualquier otro tipo de archivo que haya sido eliminado en Windows.

Aunque parezca a priori que tu archivo ya no se encuentra en tu computadora eso no quiere decir que haya dejado de existir por completo. Por lo general dichos archivos siguen almacenados en tu disco duro y existen posibilidades de ser recuperados. El tiempo es un factor muy importante a la hora de rescatar archivos borrados. Cuanto antes actúes más posibilidades tendrás de recuperar ese documento.

¿Está el archivo realmente eliminado?

Disco duro por dentro

El primer paso es asegurarnos de que el archivo que buscas esté realmente eliminado. Para ello intenta buscarlo en el explorador de archivos. Con suerte sólo lo has cambiado de ubicación y todavía está ahí.

Si no ha habido suerte, ve a la papelera de reciclaje y realiza la misma búsqueda ahí. Puedes usar el buscador que hay en la esquina superior derecha de la papelera de reciclaje.

Nota: Por defecto programas como CCleaner  o similares vacían la papelera de reciclaje cada vez que los ejecutas. Casi todos tienen una sección para desactivar la opción de vaciado para que lo hagas tú cuando estés seguro.

Si tienes servicios de almacenamiento en la nube como Dropbox, Google Drive o OneDrive loguéate y asegúrate si tienes una copia del archivo borrado disponible ahí.

Discos duros magnéticos vs SSD

Disco duro magnético vs SSD

Si has llegado a este punto y no has conseguido recuperar tu archivo la única forma que te queda para rescatarlo es con un programa de recuperación de archivos. Sin embargo, tenemos malas noticias: estos programas sólo son compatibles con determinadas computadoras.

Los discos duros tradicionales y discos duros en estado sólido funcionan de manera muy diferente. Cuando borras un documento en un disco duro tradicional, los datos no son borrados inmediatamente del disco. En su lugar se elimina un puntero para que esa parte del disco duro pueda ser sobrescrita. Los programas de recuperación se basan en este principio. Escanean todo el disco duro en busca de restos de archivos y los recuperan si no están corruptos.

Cuando borras un archivo de un disco duro SSD, éste es inmediatamente eliminado mediante un comando TRIM para liberar espacio y asegurarse de que ese sector puede ser ocupado. Algunos sistemas operativos antiguos como Windows Vista no soportan TRIM por lo que si estás desactualizado podrás usar un programa de recuperación.

La forma más segura de recuperar un archivo eliminado

Si acabas de borrar un archivo lo mejor que puedes hacer es apagar la computadora inmediatamente. Si continúas usándola, aunque sólo sea para instalar un programa de recuperación, corres muchos riesgos de que el sector que ocupa sea sobrescrito y pierdas definitivamente la información.

Con el ordenador apagado, reinicia con un live CD o USB con una distro linux de recuperación de archivos. Otra opción si eres manitas es extraer el disco duro y montarlo como secundario en otro PC. La clave del proceso es evitar cualquier tipo de escritura en el disco duro en cuestión. Usa el software de recuperación de archivos y con suerte encontrarás aquella foto, vídeo o documento que buscabas. Si el archivo en cuestión fue borrado hace poco y no has trabajado mucho con el PC tienes muchas posibilidades de recuperarlo.

La forma rápida y arriesgada de recuperar un archivo borrado

Si quieres recuperar un archivo, no es demasiado importante y no quieres perder el tiempo hay formas mucho más rápidas de rescatar archivos que usando un live CD. Instala la herramienta Recuva de los creadores del famoso CCcleaner y usa este programa para escanear el disco duro y restaurar archivos borrados.

Este método es mucho más arriesgado ya que implica escribir en el disco duro para la instalación. También es posible que otros programas en segundo plano estén escribiendo en el disco duro y corrompan el archivo a recuperar.

Recuperación de datos profesional

Si el archivo es particularmente crítico, no tienes ninguna copia de seguridad y no has conseguido recuperarlo con los métodos anteriores, quizá te pueda interesar contratar los servicios de una empresa especializada en recuperación de archivos.

Lo primero que debes hacer es apagar cuanto antes el PC. Cuanto más tiempo esté encendido menos posibilidades de recuperación hay.

Los servicios profesionales de recuperación de archivos tratan con todo tipo de casos. Desde archivos sobreescritos o discos duros que han dejado de funcionar. Estos servicios son extremadamente caros, pudiendo llegar a facturas de cientos o incluso miles de dólares, por lo que no son la solución ideal.

Sin embargo, si los datos borrados son extremadamente importantes y estás dispuesto a pagar grandes sumas de dinero, siempre puedes contar con esta opción. Aún así, estas empresas tampoco garantizan la recuperación por lo que puedes llegar a pagar para nada.

¿Cómo evitar archivos borrados accidentamente?

La mejor forma de asegurarte de que jamás vas a tener que recuperar un archivo borrado es realizando copias de seguridad de manera periódica. Otra opción, menos segura, es activar la funcionalidad del historial de archivos de Windows o el programa de respaldo integrado en este sistema operativo. Aún haciendo backup es posible que pierdas algunos datos, pero esta pérdida será menor.