Configura tu arranque rápido en Windows 10

El arranque rápido de Windows nos ayuda a activar solo los procesos básicos para que nuestro sistema funcione e ir incorporando actividades según las vayamos necesitando. Cuando instalas el Windows 10, esta opción no está activada, a lo largo de este artículo te explicaremos como activarla. Es muy sencillo y nos ahorra tiempo, algo de lo que carecemos en muchos casos.

Portátil, Windows
Portátil, Windows

¿Cómo activamos?

Una vez hemos encendido nuestro dispositivo con Windows 10, nos debemos dirigir al “Panel de Control“, el cual podremos encontrarlo escribiendo “Panel de Control”, en la casilla de abajo a la izquierda. Esta casilla se encuentra a la derecha del botón de Windows.

Una vez abierta la ventana del Panel de Control, tenemos dos caminos:

  • Podemos escribir, en la casilla de búsqueda, la cual la encontramos en este apartado en la parte superior derecha de la pantalla. Ahora sobre la casilla de búsqueda ponemos “Opciones de energía” y pinchamos en el vínculo que aparece directamente.
  • O podemos entrar en el apartado de “Hardware y sonido” y pulsar en opciones de energía.

La clave esta en opciones de energía

En la ventana de “Opciones de energía”, se nos abrirá una nueva ventana en la que tendremos varias alternativas a elegir, pero la que buscamos se llama “Elegir comportamiento de botones de apagado/encendido”.

Dentro del apartado “Elegir comportamiento de botones de apagado/encendido”, podremos observar algunas opciones interesantes, no solo podemos decirle al PC o portátil, como debe comportarse cuando apretemos el botón de encendido/apagado, sino que también podemos definir como, en el caso de los portátiles, debe comportarse nuestro equipo cuando cerremos la tapa, tanto con batería como conectado a la red eléctrica.

Elegir comportamiento de botones de apagado/encendido

En este punto podemos ver que hay una serie de casillas, “check”, que no están disponibles para desmarcar y marcar, para solucionarlo, pinchamos en el vínculo donde pone “Cambiar la configuración actualmente no disponible”, en este momento, veremos que se han activado las casillas para poder activar o desactivar las que nos interesan.

Ahora debemos marcar la casilla de arranque rápido. Y guardamos cambios. Ya tendríamos activado nuestro arranque rápido para Windows 10, ahora solo debemos reiniciar el equipo y veremos lo rápido que se inicia nuestro ordenador.

Es tan sencillo el proceso que poco más podemos deciros al respecto, esperamos que os sea de utilidad para mejorar la relación con vuestro ordenador.

Si deseas conocer otros trucos y novedades sobre Windows, no te pierdas el siguiente artículo: Protege tus archivos de Excel y Word con una contraseña