Convierte tu celular Android en una webcam para tu PC

Hoy en día casi todos los ordenadores portátiles vienen con webcam integrada. Si necesitas hacer una videollamada es tan fácil como abrir Skype, tocar un par de botones y listo. Pero, ¿y si quieres hacer una videoconferencia desde un PC? Tienes dos opciones. O te compras una webcam o usas tu celular como cámara. Quizá prefieras ahorrarte ese dinero para gastarlo en algo mejor. ¿No?

Para convertir nuestro celular Android en una webcam vamos a usar el programa DroidCam. La app funciona de una manera muy sencilla: convierte tu teléfono en una cámara IP y comparte el flujo de vídeo por la red. Por lo tanto, vamos necesitar que tanto nuestro PC como celular estén conectados a esa misma red.

DroidCam consta de dos instalaciones. Debes descargarte una app para el celular y un cliente que se debe instalar en la computadora con la que quieres hacer la videollamada.

Instala DroidCam en Windows y Android

DroidCam para Windows
En esta pantalla deberás introducir la IP de tu celular

Primero vamos a instalar el cliente para Windows. Ve a la página oficial del programa y descárgate el cliente. Sigue los típicos pasos de instalación en Windows y concede todos los permisos que pida. En algún momento te preguntará si deseas instalar los drivers, acepta o la instalación dará fallo. Una vez finalizada la instalación reinicia tu PC.

Para Android la instalación es igual de fácil. DroidCam está disponible como app en Google Play Store. Descárgala e instala. La configuración no requiere pasos adicionales. Abre la app y verás un recuadro con varios datos. Anota Wifi IP y DroidCam Port.


Pantalla principal y opciones de la app DroidCam

La app de Android tiene varias opciones como activar el micrófono, limitar los fotogramas por segundo, usar la cámara delantera o poner usuario y contraseña para obtener mayor seguridad.

Configura tu webcam

Abre y mantén abierta la app de Android. Ve a tu ordenador y abre el programa de Windows. Introduce la IP que has anotado anteriormente y pulsa el botón ‘start’.

Si has seguido bien el proceso verás un vídeo en directo de lo que ‘ve’ tu smartphone.

Ahora tan sólo te queda abrir Skype, Messenger o cualquier otro programa que quieras usar y añadir tu nueva y económica webcam.