Deportes que te ayudarán a resolver diferentes ánimos

Aunque es verdad que una buena terapia con un profesional y ejercicios de meditación son grandes armas para combatir cualquier mal emocional, la actividad física también juega un papel importante en nuestra salud, tanto para nuestro cuerpo como para nuestra mente.

Cuando hacemos ejercicio, no solo fortalecemos nuestros músculos, mantenemos óptimo nuestro sistema cardiovascular y mejoramos nuestra respiración, también nuestro cerebro comienza a realizar una serie de funciones que nos permite concentrarnos, despejar nuestra mente e incluso hacernos sentir bienestar.

El estrés se reduce, aumenta nuestro ánimo y ganas de hacer otras cosas, desaparece el eterno cansancio que nos abruma a pesar de no hacer nada, y nos ayuda a despertar con energía. También nuestro sueño mejora, puede aumentar nuestra autoestima, y nuestros reflejos se agudizan.

Sin duda, el ejercicio nos trae una serie de beneficios que de ningún otro modo lo podríamos conseguir e incluso mucho más fácil y completamente gratis, pues no es necesario ir a un gimnasio para hacer un poco de ejercicio y estiramientos en casa o en nuestro parque favorito.

Pero siendo realistas, comenzar a ser una persona activa es bastante difícil especialmente cuando se carga con el peso de una dificultad emocional y si se es una persona poco atlética.

Es por ello que se recomienda ampliamente comenzar a hacer un deporte o disciplina para poder aprender desde cero de forma guiada por un instructor que nos motive y nos muestre el camino.

Si ya te decidiste a tomar las riendas de tu propia vida y comenzar a hacer un deporte, pero no sabes cuál por más que lo piensas, aquí te aconsejaremos qué ejercicios podrían ayudarte para mejorar tu estilo de vida y por fin romper las cadenas de todo mal emocional

LEER
Ranking de las Redes Sociales con más usuarios

Ataques de pánico y Pilates

Es uno de los trastornos más difíciles que deben atenderse en la prontitud con un profesional, ya que pueden generar episodios de miedo o ansiedad bastante intensos y sin previo aviso que pueden afectar el estilo de vida rápidamente.

Sin duda, lo mejor es recibir atención médica, pero también hay deportes como los Pilates que pueden ayudar como una forma de «auto tratamiento».

El Pilates ayuda a trabajar todo tu cuerpo con movimientos naturales que no requieren de velocidad o levantar pesas. Lograrás que tus músculos se fortalezcan, liberar el exceso de energía al poner a funcionar todo tu cuerpo y liberar la mente.

Ansiedad y el Yoga

A comparación de los ataques de pánico que vienen repentinamente y sin razón aparente, el trastorno de ansiedad puede causar miedo excesivo y preocupación intensa ante la situación de estrés más mínima que cualquier otra persona podría controlar inmediatamente.

El cuerpo al pensar que está en peligro, comienza a reaccionar causando síntomas físicos como taquicardia, sudoración, falta de respiración, etc.

El yoga, al ser una práctica que trata de conectar el cuerpo con la mente, logra detener el ritmo estrepitoso que muchas personas pueden llevar en sus vidas.

Esta actividad practicada como una disciplina corporal, te ayudará a que tu mente tome conciencia de tu cuerpo, controlar la respiración y mantener un enfoque de hierro. Aunque también se puede practicar el yoga desde un ámbito espiritual que puede cambiar la forma en que ves el mundo conectando la mente y el cuerpo de una forma muy diferente a lo que conocemos.

LEER
Facebook prohibido en este lugar

Running e Insomnio

El insomnio no solamente es muy molesto cuando se está cansado y no se puede dormir, sino que puede afectar el estilo de vida de la persona al tener problemas para conciliar el sueño o mantenerse en este estado con bastante frecuencia.

Aunque puede ser causado por otros trastornos emocionales como la depresión o la ansiedad, también la falta de ejercicio puede ser la raíz del problema.

Salir a correr o trotar puede ser un excelente ejercicio para vencer el insomnio, ya que permite relajar el cuerpo e incluso mejorar la circulación, fortalecer el corazón y tus pulmones al requerir constante oxigenación del cuerpo.

Si bien comenzar a correr al primer día no es una buena idea, si se es una persona sedentaria se recomienda comenzar con caminar 30 minutos al día, posteriormente ir acelerando el paso, trotar y luego correr.

Es un ejercicio donde se avanza conforme el cuerpo se vaya adaptando a la actividad física, una etapa donde ocurren muchos cambios favorables incluso psicológicamente.

Boxeo y depresión

La depresión es una de las afecciones más frecuentes de lo que se cree, y de hecho no se trata simplemente de una tristeza intensa momentánea como cualquier persona puede experimentar alguna vez en su vida.

La depresión mayor puede ser persistente o crónica, los síntomas no desaparecen con solo cambiar de ambiente o de actividades, y puede ser tan  intenso que la persona puede perder interés incluso en las cosas que antes le apasionaban y le motivaban.

LEER
Signal tampoco es seguro: Rota su encriptación de mensajes

El boxeo puede ayudar a combatir los efectos de la depresión, ya que es un deporte que provoca la liberación de endorfinas, químico que libera nuestro cerebro para aliviar el dolor, mejora el buen ánimo, el placer y la motivación.

El boxeo ayuda a combatir el estrés, nos ayuda a liberarnos y desahogarnos ante alguna frustración y nos permite estructurar mejor nuestra vida al requerir disciplina y compromiso.

Soledad y deportes en equipo

Se dice que no hay peor soledad que la que se siente estando incluso rodeado de muchas personas, y es que las personas pueden aislarse o ser aislados de su núcleo de familia y amigos haciéndolos sentir solitarios.

Este sentimiento no debe tomarse a la ligera pues puede llevar a la persona a la depresión y posteriormente a una serie de problemas tanto físicos como psicológicos.

Los deportes en equipo es una buena oportunidad para encontrar otras personas con las cuales identificarse y trabajar juntos para cumplir un objetivo en común.

Además del ejercicio, realizar actividades al aire libre e incluso el simple hecho de tener algo qué hacer que cause placer para salir, puede romper con el aislamiento y la soledad.

Cualquier deporte de interés puede ayudar como fútbol, básquetbol, voleibol, beisbol, entre otros.

Tai chi y TDAH

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), suele combatirse alejando potenciales excitadores como el azúcar o cafeína, y también ayudando al cuerpo a gastar la energía con un deporte de alto rendimiento.

LEER
Un mono conectado a una videoconsola: el nuevo "juguetito" de Elon Musk

Pero este trastorno no solamente se trata de la hiperactividad, pues la falta de atención también puede ser un problema en la escuela y en el trabajo al no poder realizar adecuadamente las labores.

Aunque es ideal mantener regulados los niveles de energía en el cuerpo, aprender una disciplina que desarrolle la paz, el autocontrol del cuerpo y la mente, puede ser otra alternativa bastante útil.

Tal es el caso del Tai chi, un arte marcial chino que ayuda a combatir el estrés y la ansiedad a través de ejercicios suaves que ayudan a la mente a fluir como el agua, y aunque parezca bastante apacible, también requiere de esfuerzo físico, elasticidad y aprender a controlar la respiración.

Otros de los beneficios de este arte marcial, es que mejora la calidad del sueño, fortalece el sistema inmune, reduce la presión arterial, y mejora el bienestar mental y físico.

CrossFit y baja autoestima

La baja autoestima no es algo que se deba tomar a la ligera, pues a la larga puede convertirse en un mal crónico que puede afectar a la vida de las personas.

Una persona con baja autoestima percibe el mundo con pensamientos y sentimientos negativos especialmente hacia sí mismo y desarrollar complejos por su cuerpo o carácter.

Lo alarmante es que la baja autoestima puede ser una puerta abierta donde otros trastornos pueden entrar fácilmente como la depresión, ansiedad, entre muchos otros que pueden afectar a la persona seriamente.

LEER
Instagram detecta miles de cuentas creadas con nombres robados

Por ello, es importante acudir con un profesional que guie a la persona hacia una forma limpia de percibirse a sí mismo, y realizar actividades que corten el ciclo de estar encerrado en sí mismo y vivir más en el momento presente.

El CrossFit es una de las actividades ideales para levantar la autoestima, ya que a pesar de ser difícil en los comienzos, el cuerpo y la mente comienzan a moldearse a pasos acelerados.

Sensaciones de placer, relajación, haber realizado un trabajo arduo, el progreso y pasar cada uno de los desafíos, puede ayudar a adquirir más confianza en sí mismo y darse cuenta de que hay muchas cosas que se pueden lograr y que antes eran inimaginables de lograr.

Karate y el duelo

El duelo es un proceso que se desencadena ante una gran pérdida, las personas comúnmente entran en cinco etapas: negación, ira, negación, depresión y aceptación.

Sin embargo, en cada persona estas etapas transcurren de diferente manera, pues hay personas que han perdido a un ser querido tan importante en sus vidas, que puede pasar años o incluso la vida entera en la etapa de depresión sin poder concretar la aceptación.

El duelo es un proceso que ocurre en nuestra mente donde no se puede salir con tanta facilidad, terminando viviendo dentro de sí mismo durante años. Por eso, disciplinas como el karate u otro arte marcial puede ayudar a superar la peor parte con mayor facilidad.

LEER
Instagram detecta miles de cuentas creadas con nombres robados

Las artes marciales son disciplinas donde se pueden descargar las emociones, pero también se aprenden a controlarse para encontrar el equilibrio entre la mente y la fuerza.

Ayuda también a mantenerse en el aquí y el ahora, ayudando a las personas a salir de sí mismas y encontrar un sentido a sus acciones.

Aunque muchas personas piensan en el karate como combates y peleas, lo cierto es que la mayor parte del tiempo, se entrenan repeticiones de movimientos, a controlar el cuerpo, a ser estratégicos y perfeccionar el enfoque.

La actividad física es la forma en la que el cuerpo puede fortalecerse tanto física como emocionalmente, es una forma de ayudarse de forma natural.

Desde luego, esto nunca debería de sustituir la visita a un profesional que pueda ayudar de forma más certera a cualquier mal que padezcamos.

La alimentación, por otro lado, también es algo que debemos de cuidar para sentirnos bien, pues muchos males como la depresión pueden empeorar incluso por descompensaciones de vitaminas y deshidratación, o trastornos como el TDAH puede complicarse por el consumo de azúcares.

Cuando sientas que tu vida se desbalancea, recuerda que siempre habrá formas de balancearse de nuevo, la clave es aceptar la situación y buscar la ayuda que mereces.

Un mono conectado a una videoconsola: el nuevo «juguetito» de Elon Musk

¿Me preparo para el holocausto?: Guía nutricional para bunkeres