¿El GPS funciona mal? Mejora su precisión con estos consejos

No te pierdas nunca más usando el GPS

Seguro que no te ha pasado una vez ni dos, sino varias. Estás en mitad de la ciudad perdido en busca de un determinado lugar. Sacas tu smartphone, abres Google Maps, y tras varios pasos te das cuenta que la app hace cosas raras. No te hace falta ser cartógrafo para saber que el GPS te está colocando en otra avenida o que el puntito que te indica la dirección te dirige a una calle sin salida. Extrañado cierras la app y la vuelves a abrir con espezanza de que mejore la recepción del GPS. Tras varios intentos te das por vencido y empleas la clásica solución analógica de pedir indicaciones a un desconocido.

Aunque parezca raro, no todos los fallos de precisión del GPS se deben a una mala recepción de los satélites. En muchas ocasiones, el GPS falla porque la brújula interna del dispositivo está mal calibrada.

Recalibra la brújula de Android

Si hay algo que en iPhone es intuitivo pero en Android no es la calibración de la brújula. En los dispositivos de la manzanita, cuando una app detecta que la precisión del GPS es baja, automáticamente inicia el proceso de calibrado. Este proceso generalmente consiste en dibujar amplios ochos en el aire con el celular. Haces el ridículo un poco, pero a cambio consigues ubicarte en el mapa.

En Android, sin embargo, es mucho más laxo a la hora de iniciar el proceso de calibrado de brújula. Tan laxo que es muy posible que acabes cayendo por un precipicio antes de que el sistema operativo pida el calibrado. Por lo tanto, en dispositivos Android, se hace necesario hacer un calibrado manual de la brújula de vez en cuando. Para ellos hacemos lo siguiente:

  • Vamos a nacesitar la app de Google Maps instalada. Si no la tienes ya, la puedes bajar aquí.
  • Una vez abierto Google Maps, en la pantalla principal de la app, pulsamos en el punto azul que indica nuestra posición.
  • En el menú que se acaba de abrir, pulsamos en la opcion Calibrar brújula que podemos encontrar en la esquina inferior izquierda.
  • Iniciamos el proceso de calibración. Para ello dibujamos varias veces amplios ochos con el dispositivo mientras que giramos levemente la muñeca para acompañar la dirección.

Con estos sencillos pasos recuperarás toda la precisión del GPS de tu celular para que nunca más te vuelvas a perder.