Facebook realiza un nuevo cambio para dar foco a las noticias diferentes

Facebook está decidido a eliminar el tan famoso  juego del “teléfono descompuesto” que se ha estado jugando hasta ahora con las noticias, donde prácticamente se recicla la información.

Esto debido a una tendencia creciendo en los últimos años donde las noticia se volvió informal, algo inaceptable principalmente en tiempos de pandemia y movimiento socio-político donde se necesita información oportuna y veraz.

El nuevo algoritmo de Facebook apunta a bajarle privilegios a la información que no aportan nada nuevo, que son mero parafraseo de otras fuentes y bajan su calidad informativa en el proceso.

La más reciente actualización de algoritmo de Facebook (2021)

La mayor parte de contenido que consumimos en esta red social se encuentra en el feed o noticias que los usuarios van compartiendo y distribuyéndose, por eso el algoritmo que regula qué contenidos se mostrarán se ha fortalecido.

Desde ahora, los artículos de carácter informativo que muestren signos de no ser originales o que no tengan un análisis a profundidad, y que además muestren un patrón repetitivo de baja calidad, serán mostradas con menor frecuencia.

Desde luego, esto no quiere decir que los redactores se vean afectados si se inspiran o toman de referencia un artículo de otro sitio, sino más bien la calidad con la que la curan.

Los artículos considerados una copia de mala calidad no serán vetados o desaparecerán, sino que tendrán una posición menos privilegiada, casi oculto debido a que estarán situados muy por debajo en el feed.

Esto obligará a los creadores de contenido a publicar artículos completamente originales, o al menos que contenga alguna clase de información exclusiva con un análisis a detalle.

Las entrevistas a personas de relevancia, las actualizaciones sobre acontecimientos, e imágenes originales, ya sea en formato imagen o vídeo, serán los que serán más relevantes en el algoritmo.

Por ahora hay tiempo para los creadores de habla hispana, pues estos cambios en la sección de noticias por ahora estarán disponibles para contenidos en idioma inglés, pero que planea ir extendiéndose a otros idiomas en cuestión de meses.

Con esto Facebook planea eliminar noticias amarillistas y sensacionalistas en temas de salud, causando ahora una pandemia de desinformación que Facebook debe controlar si no quiere ser acusado de negligencia.

Algo que ya está sucediendo a menor escala y que debe detener antes de que esto crezca y termine perjudicando a la empresa, especialmente luego de que las crecientes quejas de que no filtra información como las del movimiento anti vacunas.

Además, su algoritmo también contendrá un filtro para evitar que se distribuyan publicaciones que promuevan la venta de servicios de salud y productos médicos que no han sido aprobados por autoridades competentes.

Las pastillas para adelgazar, remedios milagrosos y tratamientos “de la abuelita” que se aconsejen para tratar enfermedades como el cáncer o covid-19, por ejemplo, son las que quedarán en lo más escondido del feed.

Sin duda, es algo que muchos usuarios y autoridades habían estado esperando desde hace mucho tiempo, luego de que nos viéramos atrapados en medio de un montón de publicaciones tipo clickbait (que tiene un título sensacionalista para darle clic).

Se cuidará que la información estén en concordancia con lo aprobado por la ciencia, todo gracias a un poderoso sistema a base de palabras y frases comunes (por no decir trilladas) que suelen utilizar estos tipos de artículos.

Es así como Facebook irá organizando las publicaciones en “de confianza” y “noticias dañinas”, que van a enriquecer la lista de contenidos no permitidos junto al discurso que incita al odio, el terrorismo, etc.

Con esto se planea erradicar casos penosos ocurridos en Estados Unidos, como aconsejar la ingesta de lejía o cloro para “curar” el autismo en los niños. Publicación que fue a parar a muchos grupos en Facebook, poniendo en riesgo potencial a los hijos de los usuarios.

Los vídeos en Facebook también sufren cambios importantes en el nuevo algoritmo

 Quienes utilicen los vídeos de Facebook para fines comerciales,  es indispensable que contemple todos los cambios que están por aplicarse, de modo que no resulte contraproducente ciertos contenidos en cualquier estrategia de marketing.

Los consejos que Facebook ya nos adelantó que practiquemos para tener al algoritmo de nuestro lado son:

  • Vídeos de 3 minutos mínimo de duración, que es el tiempo requerido para poder monetizar los vídeos con anuncios, es la duración que Facebook mostrará con mayor frecuencia a aquellas relativamente cortas.
  • Las constancia también ayuda a alcanzar más personas, aconsejándose publicar varias veces a la semana alternándose con otros tipos de publicación, de manera que siempre haya un buen flujo de contenido.
  • Crear contenido de gran valor que mantenga un flujo recurrente de visitantes también favorece, enfocándose en la cantidad de usuarios que vuelven a visitar las páginas de forma fiel a través de vídeos de calidad.
  • Ofrecer contenido original y propio, evitando en lo posible contenido que se pueda repetir en la plataforma ya sea completa o parcialmente en otros vídeos o reciclando imágenes.
  • Olvidarse del clickbait también trae puntos no solo en el algoritmo, también los usuarios lo aprecian, ya que se considera un acto de engaño usar títulos o carátulas que no están relacionadas o no se mencionan en el contenido.
  • Evitar en lo posible abusar las imágenes estáticas en los vídeos, no hay que dejarse llevar con la tendencia de este tipo de vídeos, ya que muchos abusan de ella y son los peor aceptados por los usuarios, considerándose vídeos de pésima calidad por el algoritmo.
  • Mantenerse siempre frescos y activos es algo imperativo para estar en el ojo de todos, ya que Facebook prioriza todos los vídeos relativamente nuevos, así que es mejor explotarlos al máximo tan pronto y como se publique ya que no siempre serán relevantes.

¿Qué tanto cambia desde la última actualización de algoritmo?

Facebook ha tenido muchas versiones de su algoritmo que va mejorando con el paso del tiempo, brindando nuevas funciones y una mejor experiencia para el usuario.

Pero en los últimos años ha evolucionado conforme lo hacen las normatividades y la legislación de Estados Unidos, esto para evitar demandas por la cada vez más concientización de los peligros detrás de esta gran red social.

Antes de hablar sobre la diferencia entre el más reciente cambio de algoritmo y su versión anterior, hablemos sobre cómo ha evolucionado a través del tiempo para ver una visión más amplia de hacia dónde nos llevará Facebook en el futuro:

Empecemos en 2009, a cinco años desde el lanzamiento de Facebook, sale a la luz su algoritmo mejor llamado como EdgeRank, que básicamente funciona como un algoritmo cronológico que prioriza las noticias más populares de la red.

Para el 2010, además de la popularidad, también agrega otros parámetros favorables como el tiempo, afinidad y relevancia de la publicación.

EdgeRank queda en el pasado para el 2011, ya se transformó en algo más complejo, agregando la capacidad de aprender de forma automática.

El 2014 ocurre otra actualización importante donde se le da prioridad a los vídeos de Facebook compartidos de forma interna, dejando en segundo puesto a los vídeos de links como el de Youtube. Adicionalmente, aquí se considera el uso de clickbait como una práctica de mala calidad.

El año 2015 es marcado con un algoritmo que favorece la visibilidad de publicaciones de los amigos, poniendo en segundo término las publicaciones de fanpages. Solo pasó un año para que el clickbait fuese restringido de Facebook al tener el poder de reconocerlos.

A partir de 2017 conocimos los nuevos botones de interacción que vino a enriquecer el “me gusta” con otras emociones, además, los vídeos comienzan a verse más en las noticias, priorizando a aquellos con mayor tiempo de reproducción de los usuarios.

Para 2020 seguiría afinando el qué tipo de post se mostrarán con mayor prioridad en el feed, para ello utiliza la información almacenada de los usuarios sobre qué tipo de contenidos interactúan más.

Facebook prioriza el alcance orgánico, que no sea de pago, al considerarlos de alta calidad, pero también considerando el tipo de interacciones que las divide en pasivas y activas.

Ahora Facebook vigila el tiempo que un usuario pasa en un post, que los posts sean publicado cuando los usuarios están más activos, y prioriza  a quienes publiquen todas o la mayor parte de funcionalidades, es decir, el uso de las historias, textos, enlaces, vídeos, transmisiones en vivo, fotos, encuestas, etc.

Es aquí cuando vemos cómo la situación de la pandemia hace un giro muy diferente al que había estado llevando hasta ahora, tratando de salvar vidas de su comunidad al incorporar filtros para las fake news sobre salud.

Te interesará

En Japón ya es posible alquilar a alguien por hacer NADA

El creador de silent hill nos asusta con un nuevo título para 2023