Google advierte sobre el riesgo de que Huawei tenga su propio fork de Android

Hace poco se dio a conocer que la empresa Alphabet de la cual Google pertenece, eliminaría toda conexión con Huawei, poniendo a los usuarios de estos dispositivos entre la espada y la pared, pues significa que ya no podrían utilizar tanto Android como las aplicaciones y servicios de Google.

Todo esto ha sido consecuencia de la decisión tomada por Donald Trump de firmar una orden ejecutiva prohibiendo el uso de dispositivos extranjeros chinos, entre ellos Huawei que anteriormente el presidente los había acusado de espionaje.  

En la declaración más reciente de la Casa Blanca, se habla explícitamente de que esta prohibición impediría que China, a través de Huawei “exploten cada vez más las vulnerabilidades de los servicios y la infraestructura de la tecnología de la información y las comunicaciones en los Estados Unidos”.

Incluso el presiente Donald Trump, sin presentar pruebas contundentes de que este espionaje se esté llevando a cabo, catalogó esta medida extrema como una “emergencia nacional”, otorgándole poderes especiales al presidente sobre la máxima autoridad de Estados Unidos que es el Congreso.

¿Qué significa esta prohibición de EUA contra Huawei?

Esa prohibición no solamente se limita a perder soporte y actualizaciones en los teléfonos actuales y  la desaparición de las aplicaciones de Google y el SO Android en los teléfonos de Huawei que salgan a la venta en el futuro, sino también buscaría erradicar la venta de estos dispositivos de origen Chino.

Además, esto no se limitará únicamente a lo que sucede dentro de Estados Unidos o China, sino que estas empresas tecnológicas americanas tendrán prohibido su participación en los smartphones de Huawei de otras partes del mundo, incluyendo Play Store y Gmail, apps de alto valor empresarial a nivel mundial.

Lo único que le quedará a la empresa China, será optar por los servicios gratuitos de Android, pero Google definitivamente podría cortar lazos de manera contundente.

Sin embargo, Huawei no se iba a dejar influenciar por las acusaciones sin fundamentos de Trump. Entre sus comentarios, el gigante de los smarthphones de China señaló que no estaba de acuerdo con estas “restricciones irrazonables [que] usurparán los derechos de Huawei”.

También dio a entender que las medidas de Trump ni siquiera están bien planteadas pues esta medida “no hará a Estados Unidos más seguro o más fuerte”.

Además, Huawei es líder de la tecnología 5G que se pretendía lanzar por primera vez en los Estados Unidos mediante sus dispositivos, argumentando que ahora el país norteamericano sólo le quedará usar “alternativas de menor calidad y aún más caras, dejando a los Estados Unidos rezagados en el despliegue de 5G”.

Google se suma contra la prohibición de Trump  con Huawei

Era de esperarse que Huawei tuviera una respuesta en contra de Trump por sus intereses de seguir comercializando en el país más poderoso y consumista del mundo. Sin embargo, Google también se sumó al argumento con razones y fundamentos claros.

Según Financial Times, Google ha pedido al gobierno de Donald Trump que reconsidere su decisión pues puede atraer más problemas que soluciones:

  1. China podría optar por duplicar o crear una versión “pirata” de Android para seguir operando, lo cual considera Google como una situación aún más riesgosa.
  1.   Dicha versión no oficial de Android podría ponerse en venta incluso en otros países, creando una vulnerabilidad aún mayor a la seguridad de Estados Unidos, ya que las empresas o usuarios que quisieran seguir optando por usar Huawei, podría estar enviando información importante fuera del país.
  1. Google, al poseer alta tecnología de seguridad en sus dispositivos y servicios, ya cumple un papel de protección. Su tienda cuenta con Google Play Protect, que analiza de manera profunda el malware que podría existir en las Apps que descargan e instalan los usuarios en Android.

Por lo pronto Huawei se ha mantenido al margen en cuanto a los comentarios de Google hacia el gobierno estadounidense, esperando a que lleguen a una conclusión antes de tomar medidas en el asunto.

Sin embargo, los usuarios amantes de Huawei están seguros de que tiene todo lo necesario para crear su propia tecnología y superar a Google y a Android, sin duda algo que Donald Trump no ha tenido en cuenta y que podría golpear fuertemente la economía del país.