Historia del WordArt que explotamos en los 90

Para todos aquellos usuarios de antaño es normal que tengamos y sintamos cierta nostalgia con algunos programas de cómputo.

Fue por allá de la época de los 90s que conocimos la función WordArt, la cual se encontraba disponible en Microsoft Office y el cual inclusive puede ser encontrado en versiones más recientes, pero que hizo su debut por allá de año 1995.

Word Art nos permite crear textos esterilizados con varios efectos especiales, tales como texturas, contornos y otras manipulaciones que no están disponibles a través del formato de fuente o del grafico SmartArt.

Es mediante Word Art que podemos crear sombras, rotar, doblar, cambiar el ancho, estirar la forma del texto e incluso cambiar el color. Está disponible en 30 estilos diferentes, predefinidos en Microsoft Word.

Sin embargo, es completamente personalizable utilizando las herramientas disponibles en la barra de herramientas de WordArt, la barra de herramientas dibujo, o en la pestaña de herramientas WordArt en Office 2007, 2010, 2013 y 2016.

¡Buenas noticias para los amantes de esta joya de antaño, pues está de regreso!

Internet está a punto de inundarse de gráficos de la era de los noventa. Mike McMillan, el diseñador que le trajo el generador de estilos de Stranger Things y, más recientemente, el generador de LaCroix, acaba de lanzar su último juguete web: “Make WordArt”.

Se trata de un generador de WordArt al estilo de Windows 95 que presenta nada menos que Clippy, el notorio de Microsoft. Clip de papel inútil el cual muchos recordaremos con mucho cariño y que nos acompañaba en todas nuestras tareas.

Si utilizabas Office en los noventa, seguramente recordarás que WordArt solía venir empaquetado con Microsoft Office. La herramienta de texto decorativo permite a los usuarios transformar instantáneamente cualquier texto en algo sensacional: un encabezado cromado en 3-D para un papel, o su nombre en un bloque de texto con degradado de arco iris.

“Recuerdo entregar informes de libros para la escuela primaria y dedicar más tiempo a personalizar WordArt en la portada que en el contenido real del informe en sí”, dice McMillan.

La gratificación instantánea es un ingrediente clave en la fórmula de creación de memes de McMillan. Su generador de WordArt es muy sencillo; escriba un texto, recupere un fragmento de WordArt.

Su subprograma web Stranger Things funciona de la misma manera. “Me sorprendió la respuesta de internet a una idea tan simple”, dice McMillan. La herramienta LaCroix requiere un poco más de capacidad intelectual; los usuarios tienen que diseñar una combinación de colores y crear un nombre de sabor, pero aun así es muy fácil de usar.

Dicho esto, hacer las herramientas requirió algo de esfuerzo. Para los tres, McMillan construyó gráficos vectoriales que imitaban fielmente la fuente y el aspecto del material que emulaba. Para “Make It Stranger”, por ejemplo, McMillan tuvo que agregar con cuidado el brillo rojo difuso que emana del tratamiento de tipografía retro de los títulos del programa.

Lo mismo ocurre con el subprograma de WordArt: “No tengo una copia de Windows 95, así que tuve que buscar en Google un montón de imágenes antiguas de WordArt y recrearlas desde cero”, dice McMillan. “Ahora tengo una nueva apreciación por toda la tecnología que se incluyó en una parte tan tonta de Microsoft Word. En realidad, es bastante difícil crear una fuente ondulada o arqueada”.

Difícil para McMillan; no es difícil para ti, el usuario. Cuando se trata de estas herramientas, esa es la filosofía de diseño reinante de McMillan:

“Es necesario que sea simple, para que haga una cosa y una cosa buena”, dice McMillan. “Make WordArt” hace precisamente eso, y justo a tiempo para el 8 de noviembre, el cual fue un día en el que la gente tenía mucho que decir en Estados Unidos.

Cabe mencionar que este proyecto de McMillan no es el único en utilizar las fuentes de WordArt, existen inclusive paginas no oficiales las cuales te permiten utilizar las famosas fuentes de esta herramienta y que fácilmente pueden ser descargadas.

Aunque muchos de los usuarios de estas páginas las utilizan para hacer mercancía tales como playeras, tazas, libretas los cuales puedes poner en venta.

Sin duda alguna la nostalgia del WordArt no es exclusiva de la generación noventera, inclusive otras generaciones hacen uso de estas fuentes.

Te interesará

El creador de silent hill nos asusta con un nuevo título para 2023

Los 5 artículos tecnológicos líderes en ventas de Amazon

Los 5 artículos tecnológicos líderes en ventas de Amazon