La Fuerza Aérea estadounidense y su vehículo hipersónico

Las Fuerzas Armadas estadounidenses han comenzado a probar el primer vehículo hipersónico del mundo. Este se basa en el diseño de un trineo de nieve. Cabe destacar que este prueba se realizó sobre unos raíles para poder controlar de esta forma su frenada. Además, lo que se pretende con esta creación es comprobar el comportamiento de algunos materiales a esas velocidades.

¿Primer vehículo hipersónico?

Merece la pena comenzar conociendo cuáles son las barreras de las velocidades, por ejemplo, la velocidad del sonido es de unos 1.225 kilómetros por hora. La marca Bugatti se convirtió en la primera automovilística en crear un coche de récord, el Bugatti Chiron Sport. Este alcanzó los cerca de 490 Kilómetros por hora en el reputado circuito de Ehra-Lessien en Alemania.

El récord resultó ser demasiado ambicioso, por lo que Bugatti se comprometió a no volver a intentar batir esta cifra. Por otra parte los rusos que se pusieron pronto a trabajar crearon y probaron en 2018 el primer misil hipersónico. Cabe destacar que cuando hacemos referencia a este término, estamos hablando de 8,6 veces la velocidad de la luz.

Todos los intentos por convertirse en el vehículo más rápido de la historia se han visto sobrepasados con la llegada del vehículo hipersónico de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos. Este concretamente llega a la friolera cifra de los 10.620 Kilómetros por hora, por lo que tuvieron que probarlo sobre unos raíles en la recta conocida como ‘Holloman High Speed Test Track’.

Esta pista propiedad de las propias Fuerzas Armadas es donde normalmente se realizan pruebas de estas características por sus casi 16 km de carretera en línea recta. Cabe destacar que este lugar que se encuentra en pleno desierto, se comenzaron a realizar pruebas en los años 50. Además, cabe destacar que esta pista también posee el segundo récord de velocidad, con los 10.326 kilómetros por hora del trineo ‘846th Test Squadron’.

‘Holloman High Speed Test Track‘.

Todo por un cohete hipersónico

Estos tests que llevan a cabo los Estados Unidos son inicialmente fruto de investigaciones del comportamiento de los materiales a altas velocidades. Con ellos se pretende clasificar cuáles son los componentes que podrán incorporarse posteriormente en el cohete hipersónico. Este último intento que ha superado los 8,6 Mach. Por todo esto se puede decir que sus componentes podrían implementarse en el futuro vehículo espacial.

Uno de los grandes problemas es que estas velocidades son casi imperceptibles al ojo humano. Tanto es así que sí parpadeamos perdemos de vista el paso del vehículo. Ante este inconveniente, las Fuerzas Armadas colocaron multitud de cámaras a los largo de los 16 Km para dejar constancia de la proeza. Además, la compañía que emplea sistemas de grabación tuvo que colocarlos a varios kilómetros de distancia del arranque del vehículo, debido a las altas temperaturas que se generan a su alrededor.

Desde la propia institución se ha confirmado que en esta ocasión uno de los puntos que más están comprobando es el cableado. Además, también se ha confirma que dentro de unos meses volverán a testear este vehículo con la incorporación de nuevos materiales. Esto pone en alerta alta nuevamente a los amantes de las velocidades, puesto que se desconoce sí se volverá a realizar una nueva marca estratosférica.