La polémica del maratón récord de Kipchoge

Por el año 2017 Eliud Kipchoge ya intentó bajar de la barrera de las dos horas en la distancia olímpica de los 42 kilómetros y 195 metros. Cabe destacar que durante este primer intento quedó únicamente a escasos 24 segundos de la gloria. Además, Kipchoge volvió a intentar batir la marca estratosférica con nuevos mejorados medios que le proporcionaban ciertas ayudas extras en el desafío Ineos. Esas ayudas no le permiten homologar la marca como récord del mundo, si quieres conocer el por qué estás en el sitio adecuado.

4 de las ventajas con las que contó Kipchoge

Kipchoge recibió ayuda tecnológica en este desafío.

La marca final de este desafío Ineos se convierte para algunos en una proeza y para otros en una simple hazaña de la tecnología. Cabe destacar que El tiempo que realizó Kipchoge fue de 1:59:40, pero este no será reconocido como oficial por la Federación Internacional de Atletismo. Las ayudas prestadas al atleta durante el transcurso de la carrera no permiten homologar la marca, puesto que no existió una verdadera competición como tal.

Mínimo tres atletas necesarios

La Federación Internacional de Atletismo exige que al menos 3 atletas compitan por el triunfo para poder tratar la carrera como oficial. Cabe destacar que Kipchoge no corrió solo, pero fueron 41 libres las que fueron rotando durante el transcurso de los 42 kilómetros. El uso de este tipo de corredores, se considera ilegal, puesto que cada cierto tiempo Kipchoge tenía a gente fresca que podía llevarle el ritmo. Además, la organización de estos grupos de liebres estuvo propuesta para poder cortar el aire en contra a Kipchoge.

Uso de un coche con información

Las 41 liebres que Kipchoge escogió para este hito.

Durante los algo más de 42 kilómetros Kipchoge que se posicionó tras las liebres contaba también con la ayuda de un coche. Cabe destacar que a este vehículo se le realizaron modificaciones para la ocasión, como el caso de la proyección láser sobre el suelo para conocer en todo momento el ritmo de la carrera. Además, este proporcionaba un primer escudo contra el aire que podía molestar o frenar a Kipchoge en su logro.

Vaporfly, zapatillas de tecnología punta

Sin duda alguna una de las grandes controversias de esta hito es el uso de la zapatillas Vaporfly diseñadas por Nike. Cabe destacas que estas emplean un diseño que ofrece al atleta un retorno de energía sin poner en compromiso su estabilidad. Además, según un estudio estas zapatillas con capaces de devolver un 4% de energía extra al corredor. Este es la única ventaja sobre la que aún no se muestran opiniones sobre la IAAF.

Bajar de las dos horas sin ayuda tecnológica

Una predilección muy arriesgada, pero con cierta base.

Angus un investigador de la Universidad de Monash confirma que, “aún quedará esperar unos 32 años para poder ver a una atleta bajar de las dos horas sin ayudas de la tecnología”. Cabe destacar que esta investigación ha sido fundamentada con el estudio de la progresión de los corredores en los último años. Además, Aungus se atreve a predecir incluso la marca que podrá realizarse durante esas fechas, siendo de 1:58:05 para hombres y de 2:05:31 para mujeres.