NASA la videoconsola pirata clon de NES

En la actualidad el comercio de la piratería ha llegado a superar en muchas ocasiones las ventas de los productos originales. En el caso concreto del mundo de las videoconsolas esta situación no podía pasar desapercibida con modelos NASA, el clon de la reputada NES. Este fenómeno conocido como ‘Famiclón’, consiste en la recreación de dispositivos clonados que cuentan con hardware electrónicos que reproducen el funcionamiento de la propia NES.

NASA no es más que uno de los tantos modelos piratas que han intentado desbancar al modelo NES de 8 bits del mercado. Esta consola fue considera en los años 90 como una de las piraterías del momento. Todo comenzó con la llegada al mercado de los chips NOAC, causantes del nacimiento de centenares de clones de las placas base de NES para su posterior incorporación a carcasas con diseños más atractivos para los consumidores.

Ante esta gran guerra abierta por la piratería, Nintendo decidió que lo mejor era retirar todas las NES y todos los videojuegos originales de las distribuidoras. Este gesto llegó tarde, dado que la piratería comenzó a realizar copias de estos videojuegos en los conocidos como cartuchos multiload, que incluían incluso 100 juegos en un único cartucho.

Uno de los grandes factores por los que NASA triunfó fue sin duda alguna por su precio en el mercado, dado que su coste de producción era mucho más económico que el del modelo original. NASA, contaba con la integración de dos ranuras para videojuegos, una de estas era en la que el jugador insertaba el cartucho, mientras que la otra con juegos predefinidos de fábrica se encontrada en la parte baja y estaba conectada directamente con la placa base del dispositivo.

Diseño sospechosamente semejante a la NES

Diseño estético de NASA

El diseño de NASA fue recreado milímetro a milímetro consiguiendo un acabado casi idéntico a su modelo original, con la única variación de algunos aspectos estéticos. Por ejemplo, el plástico empleado para la fabricación de las carcasas era de mala calidad y el tacto de los mandos era un poco más duro que los originales. Además, los mandos contaban con un cable cercano a los dos metros de longitud, que mejoraba con creces ese aspecto de NES.

La entrada de los puertos de los mandos variaba con respecto al modelo NES, por lo que era tarea casi imposible conectarlos a los modelos originales. Otro punto en cuanto a diseño es que casi todos los modelos de NASA cuentan con la integración de un transformador de formato americano, pero este detalle puede solucionarse con el uso de un adaptador para transformador europeo. Además, NASA contaba con accesorios como una pistola de luz y algunos pads de control como en su modelo original

Imagen, sonido y emulación de NASA

La piratería a veces casi supera a lo original, pero en la imagen, el sonido o la emulación, realmente pueden notarse los cambios con respecto al modelo NES. Por ejemplo, este clon no cuenta con entrada HDMI, por lo que hacerse con este modelo implica que solo podremos contar con una conexión RCA, que permite al consumidor jugar en las clásicas televisiones de tubo, aunque también podrá conectarse a los televisores actuales a cambio de una peor calidad de imagen y sonido.

Otro aspecto a tener en cuenta es la emulación de NASA, puesto que esta recreación cuenta con ciertos problemas con algunos fallos gráficos y algunos inconvenientes a la hora de emular algunos juegos y sobre todo problemas a la hora de imitar el sonido del modelo NES y sus videojuegos

Cabe destacar que en la actualidad y para los jugadores más curiosos e incluso para los coleccionistas, es posible adquirir uno de estos modelos en plataformas de segunda mano como AliExpress por menos de 30 €. Pero también tenemos hay que ser consecuentes con los pros y los contras de NASA, dado que también existe la posibilidad de sistemas emuladores a los que podemos recurrir desde nuestros propios ordenadores.