¿Qué es y por qué usar el modo oscuro?

Protege tu vista y ahorra batería con el modo oscuro

Como casi todo el contenido que hay en internet, este artículo se te presenta texto negro sobre fondo blanco. Pasamos gran parte de nuestro día mirando pantallas de ordenadores y teléfonos. Después de tanto tiempo delante de luminosos monitores seguro que habrás notado cierto cansancio o malestar en tus ojos. No te preocupes, no sólo te pasa a ti.

Según un estudio de de la asociación americana de la industria óptica Vision Council, cerca del 60 por ciento de los usuarios encuestados han sufrido en algún momento síntomas de fatiga visual provocados por las pantallas de aparatos electrónicos. Y por este motivo surge el modo oscuro.

El modo oscuro o modo noche es una funcionalidad cada vez más frecuente en sistemas operativos y apps. Mac Os Mojave ya viene con el modo oscuro disponible de fábrica, así como diversas apps como Messenger o WhatsApp. El modo oscuro es la alternativa saludable a esas pantallas blancas y brillantes emisoras de luz azul que dañan nuestra vista. En lugar de mostrar texto negro sobre fondo blanco, el modo oscuro hace justo lo contrario, invierte los colores por lo que hace que leer un mensaje a las 3 de la mañana no sea tan dañino como ver el sol con tus propios ojos.

Modo oscuro Facebook Messenger
Facebook Messenger tiene un modo oscuro que nos alegrará la vista

Cuándo surge el modo oscuro

Es difícil situar el momento exacto en el que el modo oscuro empezó a popularizarse. Con el paso de los años, muchas apps, webs y sistemas operativos han lanzado versiones oscuras de su software con el objetivo de hacer sus productos mucho más accesibles a aquellas personas con dificultades visuales. Pero el modo oscuro no es una novedad, es más bien una mirada atrás. Las pantallas de los primeros ordenadores de las décadas de los 60 y 70 lucían un aspecto que se asemeja mucho al modo oscuro actual con el objetivo de ofrecer el mayor contraste posible.

Más tarde, en los años 80 uno de los primeros sistemas operativos en ofrecer algo semejante a un modo oscuro fue el System 7 de Apple. Dicho sistema permitía alternar entre el modo normal y un modo de alto contraste denominado CloseView. Unos años después Windows 95 incluyó una funcionalidad semejante y desde entonces ha estado disponible en el sistema operativo de Redmon.

La mayoría de estos primitivos modos oscuros se basaban en dos principios. O bien invertían todos los colores de la pantalla dando como resultado final una alucinación hippie o bien cambiaban la interfaz por una más oscura pero manteniendo el color de otros elementos visuales como fotos, iconos o vídeos.

Ahorra batería usando el modo oscuro

En el año 2007 un ingeniero australiano crea buscador Blackle tras leer un artículo que aseguraba que una versión oscura de Google ayudaría a ahorrar mucha electricidad ya que se necesita menos energía para mostrar pantallas oscuras que claras. Esta aseveración tenía parte de verdad si hablamos de los obsoletos monitores CRT pero por lo general era una gran mentira ya que por aquella época los monitores LCD (que siempre emiten luz) ya se habían popularizado. Pero entonces llegó la tecnología OLED.

Las pantallas OLED y sus diferentes versiones AMOLED, POLED y PMOLED son cada día más populares. Las podemos encontrar en teléfonos de gama alta de Samsung y Apple así como en tablets y televisores. Su beneficio principal es el alto contraste que ofrecen llegando a ofrecer negros puros. Pero, ¿cómo consiguen un negro puro las pantallas OLED?

OLED son las siglas en inglés de organic light-emitting diode, o dicho en castellano diodo orgánico emisor de luz. Estas siglas quieren decir que, a diferencia de las pantallas LED que necesitan de retroiluminación constante para funcionar, cada uno de los puntos de la pantalla OLED emite su propia luz. Por lo tanto, cualquier parte que sea negra en una pantalla OLED no emitirá luz por lo que no gastará energía. El uso del modo oscuro en pantallas OLED puede hacernos ahorrar algunas horas de batería.