Quién fue el creador del primer ordenador de la historia

En la actualidad el uso de un ordenador es algo totalmente indispensable, independientemente de si este es utilizado en una modalidad de sobremesa o portátil. Cuando nos remontamos a la historia para conocer realmente cómo se fraguó este invento y quién fue la persona que comenzó esta creación, debemos de ser conscientes de que este no es fruto de una única persona, sino de la lucha incesable de varias figuras creadoras que a lo largo del tiempo han ido aportando diferentes granos de arena para conseguir lo que hoy día conocemos como ordenador.

Cómo comenzó esta creación

Todo se remonta al año 1936 cuando Honrad Zuse creó el que es considerado como el primer ordenador de la historia, bautizado como Z1. Este prototipo era el primer sistema informático que podía ser programado, aunque verdaderamente no fue hasta el año 1942 cuando las empresas comenzaron a ver negocio en el mundo de los ordenadores. Por esto último se creó la empresa ABC Computers, fundada por John Atanasoff y Clifford Berry, que en apenas dos años lanzó al mercado el Harvard Mark I, la versión mejorada del Z1.

Multitud de inventores y desarrolladores comenzaron a investigar tras estos primeros pasos, pero no fue hasta unos diez años más tarde, concretamente en 1953 cuando nació el IBM 701 EDPM, creación de la compañía IBM. Este modelo se complementó con creaciones como los primeros transistores y nuevos sistemas y servidores tanto públicos como privados, por lo que es considerado como el punto clave en la historia de la creación del PC.

El primer lenguaje de programación

El año 1954 supuso un gran acontecimiento en el mundillo de los ordenadores, dado que se realizó lo que se conoce como el primer lenguaje de programación de alto nivel, Fortran. Este tipo de lenguaje de programación no fue desarrollado en ensamblador o binario, ya que la verdadera intención fue que la programación llegase a la mayor cantidad de personas posible y de la forma más intuitiva.

Concretamente fue en el año 1958 cuando se creó el primer circuito integrado dio, lo que básicamente actualmente conocemos como chip. Este dispositivo es realmente algo crucial para el correcto funcionamiento de estos dispositivos, dado que es la parte básica necesaria que contiene la información de lo que los sistemas informáticos actuales deben hacer, por lo que es considerado y comparado con un corazón.

Primeros ordenadores domésticos

La llegada de los ordenadores a las viviendas de los usuarios no se produjo hasta el nacimiento de modelos como el Scelbi, Mark-8 Altair, IBM 5100, Apple I y II y el Commodore Pet. Esta gran variedad de computadoras se convirtió así en los primeros ordenadores domésticos de la historia. Además, en el año 1978 se aconteció el nacimiento del primer programa de cálculo, bautizado como VisiCalc. Por otra parte, y un año más tarde se lanzó al mercado el primer procesador de texto, el WordStar.

Concretamente fue el ordenador IBM el que propició una revolución del mercado, dado que permitió que los primeros compradores medios pudiesen acceder a este tipo de tecnologías. Cabe destacar que Microsoft entró en escena con el sistema operativo MS-DOS, el cual cambió por completo el mundillo de los ordenadores, puesto que simplificó bastante el manejo para los consumidores.

La compañía Apple que hoy conocemos no dio un golpe sobre la mesa hasta que en el año 1983 con su modelo Apple Lisa, se convirtió en el primer ordenador que contenía un interfaz gráfico o GUI. Además, la creación de este tipo de tecnología desarrollada por Apple produjo la llegada de programas basados únicamente en texto.

Estos primeros años de la historia de la creación de los ordenadores dieron lugar a las grandes en ocasiones incluso demasiadas variedades que hoy día podemos obtener en el mercado. Estas deben su nacimiento por un lado a la competencia entre compañías y por otro a los avances que se van produciendo en el mundo de las tecnologías. No nos queda otra que ser conscientes de que nos encontramos en un mundo sin límites, donde el futuro unido a la tecnología puede dar lugar a acontecimientos inimaginables.