Tesla anuncia su Autopilot sin radar y se lleva las críticas de muchos

Tesla ha ocupado radares en su software Autopilot desde 2014, aunque a principios se utilizaba como un sensor secundario que se encargaba de brindar datos meramente complementarios a su sistema de cámaras.

Con la llegada de la actualización de Autopilot 8.0, el radar pasó a ser el sistema principal, sin embargo, aún había muchas cosas por mejorar, como las constantes falsas alarmas que su tecnología  a base de fotones que era inmune a lluvia, polvo o niebla, pero no a otros objetos metálicos que reflejaban como un espejo.

Si bien el radar era capaz de distinguir peatones y así evitar accidentes por atropellamiento, estos aparecían algo traslúcidos, sin mencionar que los objetos de plástico y madera eran invisibles al radar al igual que cristales, lo cual hacía al Autopilot no tan seguro como creíamos.

Para tener una idea de las deficiencias de esa versión, digamos que una lata de refresco que pudiera estar abandonada en la acera, podría ser interpretado erróneamente como un obstáculo altamente peligroso haciendo que los conductores frenaran en seco cuando perfectamente podían pasar sobre él y hasta aplastarlo.

Fue entonces cuando se decidió tener una mejor interpretación de los alrededores de los autos implementando imagen tridimensional. El radar ahora era capaz de combinar imágenes tomadas cada centésima de segundo y así obtener un mapa en tres dimensiones, es decir, una imagen 360° alrededor del auto.

LEER
Revolución en el mercado con el nuevo Galaxy Watch Active 2

Esto no solamente brindaba los datos necesarios para saber sobre un probable peligro de colisión, también puede calcular la velocidad y trayectoria de otros vehículos u objetos a su alrededor y así tener una mejor certeza si los objetos circundantes realmente representan un peligro o no.

Tesla en la actualidad

Durante los últimos años, Tesla ha estado confiando en su radar cada vez más perfeccionado, ocho cámaras  y hasta doce sensores ultrasónicos, conjugando lo que sería la asistencia de conducción más avanzada hasta la fecha.

Desde luego, todo este blindaje situado en cada rincón del auto, también ha permitido acercarnos a la tecnología de conducción automática, primeramente logrando que los autos pudieran conducir en su carril sin el peligro de colisionar incluso sin la intervención del conductor.

Los usuarios de los Tesla se han sentido muy seguros con toda esta innovadora tecnología que ha evolucionado para permitir a los autos estacionarse automáticamente, conducir en situaciones de baja visibilidad, regular la velocidad, mantener la distancia entre vehículos, y mucho más.

Su radar siempre ubicado en la parte delantera del auto, es el segundo dispositivo del Autopilot que más datos recolecta, especialmente en las funciones de detección de objetos, vehículos y personas frente a este incluso bajo una espesa niebla, gran diluvio, tormenta de polvo, nieve y otras condiciones climáticas que dificultan la visión del conductor.

LEER
Llega el bloqueo por huella dactilar de WhatsApp a Android

El radar parecía llegar para quedarse, pero recientemente Tesla ha anunciado que dejará la tecnología del radar en su sistema Autopilot para ceder el protagonismo a su sistema de cámaras, lo que ha traído muchas críticas y desconfianza por parte de sus clientes.

Consumer Reports ha reportado baja calificación en confianza de sus clientes

Serán el Model 3 y Model Y, los que Tesla fabricará este 2021 con un sistema Autopilot que no funciona con su característico radar, y quienes estaban ansiosos por su lanzamiento se han quedado consternados.

De acuerdo con la organización Consumer Reports, le han retirado su “medalla” Top Pick al Model 3 (y seguramente al Model Y también) por este cambio, al igual que el Instituto de Seguros para la Seguridad en Carretera, también eliminará su categoría de ‘Top Safety Pick +’ a estos modelos.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carretera (NHTSA) también ha retirado la verificación a estos modelos ya que no cuentan con los estándares de seguridad contra choques frontales, desviación del carril, frenado de emergencia, etc.

El frenado automático de emergencia ya no será funcional, según se menciona luego de descubrir que el radar tenía estas funciones designadas.

Expertos del Instituto Tecnológico de Massachusetts que trabajan investigando a Tesla, han manifestado su consternación al modificar lo que era un sistema de seguridad bastante confiable, probado y aprobado por las autoridades de seguridad, cambiándolo por uno del que no se sabe nada.

LEER
Los mejores gestos de Chrome Android para navegar más rápido

Sin embargo, Consumer Reports tiene aún esperanza de que Tesla, al menos en su Model 3, pueda tener de vuelta sus certificaciones de seguridad si es que sus modificaciones dan resultado.

ANUNCIOS

Recomendaciones y consejos para iniciarse en el running

El error de software en un avión que pudo terminar en tragedia