Un mono conectado a una videoconsola: el nuevo «juguetito» de Elon Musk

Elon Musk es el rey de la ciencia y de los avances tecnológicos del momento, que ha avanzado tan rápido desde varias vertientes gracias a sus múltiples empresas que han dado mucho de qué hablar en los últimos años.

Primero fue con Tesla y sus automóviles eléctricos cada vez más capaces, pues no solamente apuesta por el vehículo del mañana cero emisiones, también por la seguridad y herramientas autómatas para que el conductor y quienes lo rodean se mantengan a salvo gracias a tecnología de detección, por ejemplo.

Luego llegó con su codiciado proyecto en su empresa SpaceX, que junto a la NASA, han estado trabajando durante varios años en nueva tecnología que lograra llevar a la humanidad de nuevo sobre la superficie lunar.

Desde el desarrollo de motores económicos y de gran potencia, hasta un sistema de aterrizaje vertical, cada avance también es un peldaño más arriba en el sueño de Musk de tener su propia empresa de viajes comerciales espaciales, donde todos pudiesen viajar al espacio a precios razonables.

Ahora en SpaceX está muy ocupado con el programa Artemisa de la NASA, logrando llevar a su primera tripulación a la Estación Espacial Internacional con éxito para llevar suministros, experimentos científicos y compañía a la tripulación.

Por si fuera poco, su otra empresa, Neuralink, también está haciendo sus propios avances en el campo del desarrollo de interfaces entre computadoras y el cerebro, el cual tiene como objetivo crear implantes que puedan unir a la máquina y al humano como uno solo.

LEER
Ranking de las Redes Sociales con más usuarios

De esto último es de lo que poco se ha estado hablando, pero desde que hizo una aparición especial en la red social Clubhouse, despejó varias preguntas y comentó un poco sobre su más reciente proyecto en Neuralink que dejó a todos impactados.

Elon Musk revela detalles sobre el desarrollo de chips cerebrales que pretende llevar luz a las personas con daño cerebral.

Es una pesadilla para cualquiera el tan solo pensar en todos esos animales que se encuentran encerrados en diminutas jaulas siendo objeto de dolorosos experimento de laboratorio, desde luego, estas son algunas de las reacciones que causaron cuando Musk reveló tener un mono «enchufado».

Sin embargo, Musk asegura que sus monos están felices y que no se encuentran cableados a una máquina, más bien poseen un implante inalámbrico en la superficie del cráneo con diminutos cables hacia su cerebro.

Con esto, los monos son capaces de jugar videojuegos en su mente con otros monos, además, Musk asegura que posee las mejores instalaciones del mundo para no causarles estrés y miedo, por el contrario, quiere que ellos gocen y se entretenga jugando Mind-Pong.

Estas son solo unas pruebas de cómo la tecnología puede interactuar y comunicarse con un cerebro animal, que sería la antesala al proyecto principal: darle una segunda oportunidad a las personas que han sufrido lesiones espinales o cerebrales que les ha quitado total o parcialmente sus capacidades motrices y sensoriales.

LEER
Microsoft lanza Whiteboard, pizarras blancas compartidas en la nube

Desde luego, esta clase de tecnología no es nada nuevo, pero estas versiones aún son bastante robustas y anticuadas, donde comúnmente los cables salen de la cabeza para conectarse a voluminosos aparatos.

El proyecto de Neuralink pretende que esta tecnología, además de ser más avanzada, también sea más «portable» y ligero, de manera que cualquier persona pueda utilizarlo en su vida cotidiana.

Toda la tecnología estará en capsulada en un pequeño dispositivo incrustada en el cráneo, como lo vemos actualmente en aparatos auditivos, y el cerebro porte un chip que se conecta al dispositivo con diminutos cables.

Estos dispositivos tendrán el poder de estimular diferentes áreas del cerebro y así poder recuperar capacidades perdidas, como la capacidad de ver, escuchar e incluso controlar su cuerpo, algo que se convertiría en la solución para personas con Parkinson, por ejemplo.

Por supuesto, uno de estos avances pretende convertir este procedimiento  en algo seguro, pues con la tecnología actual, hacer estos «milagros de la tecnología» también conlleva ciertos riesgos.

Lo impresionante de Neuralink, es que pretende que dichos implantes puedan valerse del mismo cerebro para funcionar, algo así como una red interna, donde no se necesiten de terceros para poder manejarlo, y así darle total autonomía al paciente en cuestión.

LEER
Instagram detecta miles de cuentas creadas con nombres robados

De momento, la empresa tiene un objetivo a corto plazo, y es la de desarrollar soluciones para trata problemas de trastornos cerebrales considerados graves, como Alzheimer y parálisis cerebral, estudios que de momento únicamente se pueden hacer con animales pero pronto será adaptado a humanos.

Al final el ir y volver al trabajo es beneficioso para la salud mental

Deportes que te ayudarán a resolver diferentes ánimos