Xiaomi apuesta por las televisiones con su modelo "Mi TV 4S 55"

Todos somos conocedores de que Xiaomi siempre se ha regido por su apuesta directa hacia el mundo de los smartphones, pero en la actualidad no es nada raro ver a esta compañía fabricando otros dispositivos. Tanto es así, que Xiaomi apuesta fuertemente por el mercado del televisor, aunque estos lleven ya más de seis años trabajando fuertemente dentro de este sector.

Concretamente la primera vez que la compañía china decidió lanzarse a la piscina con estos dispositivos fue en el año 2013. Cabe remarcar que para continuar creciendo dentro es este amplio mercado, Xiaomi sigue sus ideales de precio/prestaciones atractivos al consumidor. Además, el ‘Mi TV 4S 55’ resulta ser el modelo más ambicioso de la compañía hasta la fecha por lo que merece una pequeña review.

Algunos aspectos técnicos del ‘Mi TV 4S 55’

El nuevo y controvertido televisor de Xiaomi cuenta con tres aspectos clave, como pueden ser: su panel, el procesador de imagen y la tecnología empleada en su retroiluminación LED. Por una parte, los ingenieros de la compañía apuestan firmemente por el uso de la matriz LCD de tipo IPS fabricada por LG Display. Cabe remarcar que esta última se trata de la filial surcoreana de Xiaomi especializada en la fabricación de este tipo de paneles. En definitiva, adentrándonos en las especificaciones de este panel, habría que sumar que este cuenta con alguna que otra característica interesante.

Sony y Samsung reproducen el color con menor precisión que las TV de Xiaomi.
  • Posee una resolución 4K UHD (3.840 x 2.160 puntos).
  • Cuenta con una profundidad de color de 10 bits, que en ocasiones podría semejarse a la que implanta LG en sus televisores LCD.
  • En lo que respecta a la retroiluminación, el Xiaomi ‘Mi TV 4S 55’ cuenta con un esquema periférico.
  • La capacidad máxima de brillo que este televisor puede proyectar es de 330 nits.

Aspectos estéticos en el diseño del Xiaomi ‘Mi TV 4S 55’

Para comenzar a detallar esta parte del nuevo televisor de Xiaomi debemos de hacer referencia a los bordes y marcos que recubren este dispositivo. La compañía china siempre suele ser muy cuidadosa con estos detalles, por lo que no nos asombra que estos sean muy finos y estilizados, además de su realización en aluminio. En lo referente a la base que sustenta la pantalla, Xiaomi ha recurrido a dos pies laterales que son anclados al dispositivo mediante dos tornillos.

Este tipo de base facilita una mejor sujeción y estabilidad de la pantalla a la superficie.

Por otra parte y contando únicamente con estos detalles, podríamos estar hablando de un televisor de alta gama perfectamente, pero el Xiaomi ‘Mi TV 4S 55’ cuenta con algunos puntos que lo trasladan a la categoría media. Dentro de estos aspectos podemos encontrar que este modelo está realizado con material de policarbonato, lo que aumenta su grosor y su peso, característica que permite su venta a 450 euros.

Calidad de imagen coherente a su precio

Si nuestra intención es comprobar hasta que punto el rendimiento del Xiaomi ‘Mi TV 4S 55’ puede estar relacionado a su precio, lo mejor es probar su calidad de imagen. Para esta prueba lo mejor será comprobar que este soporta medianamente bien las proyecciones de películas en Blu-ray 4K y Blu-ray Disc, aunque también se puede recurrir a plataformas como Netflix o HBO.

Xiaomi ‘Mi TV 4S 55’ puede ser empleado para proyección de videojuegos de alta calidad.

Tras este primer paso es obvio que los los tres puntos anteriormente citados sobre los que se basan los ingenieros de Xiaomi se cumplen con creces. Pero por encima de todo lo que destaca es sin dudarlo su muestra de color a ojos del espectador, lo que se conoce como ‘Colorimetría’. Aunque por otra parte también cabe remarcar que este dispositivo tiende a mostrar o matizar un poco más las tonalidades frías de los contenidos multimedia.

La gestión de desplazamiento en secuencias sorprende al espectador pese a su precio.

Por otra parte también cabe mencionar el contraste de este, el cual no destaca por encima de la media pero se libra de un acabado mediocre. En definitiva, el Xiaomi ‘Mi TV 4S 55’ supera con creces la calidad de imagen que el espectador espera, aunque en ambientes con poca luz ambiental la cosa cambia. Este punto negativo es de los pocos que pueden inclinar la balanza a favor de este dispositivo, puesto que su panel de retroilumincación LED no es capaz de distribuir la luz de manera uniforme en estas situaciones.